admin

Por qué elegir suelo radiante por agua

El sistema de suelo radiante por agua calienta el hogar, local o edificio mediante radiación proveniente del uso de tuberías de agua instaladas bajo el suelo.

El suelo actúa como el emisor de calor radiante, y debe estar conectado a una fuente de agua caliente, como una caldera de condensación, una bomba de calor o aerotermia. La superficie de emisión es amplia debido a la presencia del suelo y la temperatura del agua impulsada en el circuito es de 30-45 ºC.

Una temperatura adecuada del agua permite un gran confort, evita problemas de circulación y aumenta el ahorro energético.

El sistema de suelo radiante por agua es altamente eficiente en términos de inercia térmica, por lo que no se recomienda encenderlo y apagarlo continuamente. Es mejor mantenerlo encendido para darle tiempo al sistema para calentar el espacio y mantener el calor.

Además, se recomienda mucho hacerlo debido a su eficiencia energética. Si se combina con una bomba de calor, proporciona ahorro de energía y permite amortizar la inversión a largo plazo. En cambio, el suelo radiante eléctrico tiene un consumo energético elevado, especialmente si se utiliza de manera continua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mejores suelos para suelo radiante por agua

  • Suelos cerámicos y de piedra: Entre los mejores tipos de suelo para utilizar con un sistema de calefacción por suelo radiante se encuentran las baldosas cerámicas y la piedra. Estos materiales poseen una alta conductividad térmica, lo que permite una rápida transferencia de calor a la superficie del suelo. Además, estos materiales retienen bien el calor, lo que contribuye a la eficiencia del sistema. Debido a sus excelentes propiedades térmicas, las baldosas cerámicas y la piedra son ideales para su uso en áreas con grandes pérdidas de calor.

 

  • Laminado, madera y parquet: Los suelos de madera tienen diferentes propiedades térmicas, lo que afecta su compatibilidad con un sistema de calefacción por suelo radiante. Los paneles de suelo más densos y delgados conducen mejor el calor. Por eso son más adecuados para su uso con calefacción por suelo radiante. Entre los mejores tipos de suelos de madera para usar con un sistema de calefacción por suelo radiante se encuentran el laminado y el parquet. Estos funcionan bien con los cambios de temperatura del suelo. Otros tipos de suelos de madera también pueden ser utilizados, pero se deben tener en cuenta las propiedades térmicas de la madera y el grosor de los paneles para evitar que actúen como un aislante que bloquee el calor.

 

  • Acabados vinílicos o moqueta: Para poder instalarlos, tienen que ser específicos para suelo radiante por agua. Sin embargo, los suelos de vinilo tienen una restricción de temperatura de 27°C, lo que limita la producción de calor. Por lo tanto, no se recomiendan para áreas con grandes pérdidas térmicas. Por otro lado, la moqueta también es adecuada para su uso con calefacción por suelo radiante, siempre que el material de la moqueta o la capa inferior no actúe como un aislante que impida la transferencia de calor.

 

Además, no se recomienda poner alfombras una vez hecha la instalación, ya que las alfombras aíslan y crean una capa intransmisible de la radiación, por lo que no se logra la función radiante del suelo. Si fuera necesario poner protección en el suelo por niños o mascotas, existen una colchas infantiles compatibles con el sistema.

Es esencial asegurar que el suelo tenga una buena aislación térmica para evitar la pérdida de calor y garantizar una distribución efectiva del mismo. Además, es importante elegir un suelo que sea resistente al agua y a la humedad, ya que las tuberías del sistema de suelo radiante estarán en contacto directo con el suelo. Se recomienda usar suelos cerámicos, porcelana o mármol ya que son los que mejor resisten a la humedad y a la abrasión.

 

Ventajas del suelo radiante por agua

  • Eficiencia energética

    La calefacción de suelo radiante por agua es de bajo consumo debido a que el agua circula por las tuberías sin necesidad de que esté a una temperatura elevada.

 

  • Estética

    Al instalarse debajo del suelo, el sistema de calefacción no es visible, por lo que será más estético, no hay objetos que obstaculicen la accesibilidad ni el diseño y, además, será más fácil acondicionar la sala con el mobiliario.

 

  • Espacio

    En relación con el apartado anterior, otra de las ventajas del sistema de suelo radiante por agua es que permite disponer de más espacio en la habitación donde esté instalado. Permitiendo así espacios más amplios y diáfanos, libres de obstáculos.

 

  • Rendimiento

    No requiere una abundante cantidad de agua ni que esté a una temperatura muy elevada para generar calor. Por lo tanto, el rendimiento de este tipo de sistemas es muy elevado. En comparación a los radiadores convencionales de agua que necesitan de 60-65ºC, el suelo radiante ronda los 30-45ºC.

 

  • Confort

    Proporciona gran conforte al distribuir el calor de forma homogénea y a temperaturas agradables (entre 25º y 29ºC).

 

  • Regulación

    Otra de las ventajas del sistema de suelo radiante por agua es la posibilidad de regular de forma individual cada zona del circuito instalando unas válvulas para ello.

 

  • Permite otros sistemas

    El sistema radiante por agua puede ser utilizado combinándolo con otros sistemas de energías renovables, como las placas solares o aerotermia.

 

  • Evita ambientes resecos

    Al no necesitar bombas de calor/splits, fancoils o ventiladores, no se producen corrientes de aire y ni ruidos molestos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si estás interesado en instalar un sistema de suelo radiante en tu hogar o edificio, ¡no dudes en visitarnos en nuestra tienda! Nuestros expertos estarán encantados de brindarte información detallada y ayudarte a elegir el mejor sistema para tu hogar.

 

¡Te esperamos!

 

Tipos de placa de yeso y escayola

Yeso o escayola, producto natural con un sinfín de aplicaciones tanto en construcción como en decoración. Un tanto olvidado, pero gracias a la aparición de la placa de yeso laminado se ha vuelto un imprescindible en cualquier proyecto de arquitectura o diseño.

 

 

En el mercado existen diferentes tipos placas que se usan sobre todo en la construcción de interiores. Las de escayola son exclusivamente para techos, pero las de placa de yeso laminado tienen gran variedad de aplicaciones tanto en techos como en construcción de tabiques o trasdosados.

Diferentes marcas comercializan estas placas, unas más conocidas que otras. Las medidas son estándar, así como su espesor y hay una gran variedad con características diferentes, que pueden cubrir todas las necesidades de cualquier proyecto tanto de reforma como de nueva construcción.

 

 

Aquí os detallamos algunos de los tipos de placas de escayola que podemos encontrar en el mercado actualmente junto a sus características:

 

DISEÑO

  • Placas estándar: Para la construcción en interior.
  • Placas mínimo espesor: Para realizar proyectos decorativos.
  • Placas de Vinilo: Con una lámina de PVC en blanco adherida.
  • Placas Trillaje: Para la construcción de baldas o estanterías.
  • Placa Multiforme: Placas fresadas para realizar molduras de diferentes medidas.
  • Techo desmontable: Placas movibles para la ocultación de conductos o instalaciones con gran variedad de modelos decorativos.

 

PROTECCIÓN

  • Placas con lámina de aluminio: Para zonas con condensación.
  • Placa Maciza: Con una gran resistencia.
  • Placas Hidrófugas: Para zonas con elevada humedad.
  • Placa altas prestaciones: Placa versátil, cortafuego, impregnada, acústica y de alta dureza.
  • Placas antirradiación: Placa sin plomo antirradiaciones.
  • Placas antirradiaciones: Con lámina de plomo antirradiaciones.
  • Placas de alta dureza: De elevada dureza superficial.

 

FUEGO

  • Placas antifuego: Placas clasificadas A1.
  • Placas cortafuego: Para la protección pasiva frente al fuego.

 

EFICICIENCIA ENERGÉTICA

  • Placas con poliespan: Aumentan el aislamiento térmico.

 

INSONORIZACIÓN

  • Placas acústicas: Con prestaciones acústicas.

 

 

Si tienes dudas y quieres elegir la mejor opción para tus proyectos, te ayudamos en la decisión. Nuestro equipo profesional de asesores y comerciales está para hacerte la vida más fácil.

 

Falta de aislamiento térmico

La falta de aislamiento térmico: el punto débil de nuestras casas en un invierno complicado.

Los precios de la luz y el gas llevan ya muchos meses en las portadas de todos los periódicos, y no precisamente por bajos… y la mala noticia es que de cara al invierno que ya está cada vez más cerca la cosa no pinta mucho mejor. La guerra en Ucrania acentúa el alza de precios que, en la práctica, sufrimos cada uno de nosotros en nuestros hogares cuando nos llegan las facturas a final de mes.

 

Desde el sector de la construcción y la rehabilitación se lleva advirtiendo desde hace tiempo que hablar de confort térmico no es solo buscar un buen sistema de calefacción o aire acondicionado, si no también (o incluso más importante), centrarnos en el aislamiento térmico de nuestras viviendas. El problema es que éste, el correcto aislamiento, es justo uno de los factores más descuidados y al que menos importancia se presta de nuestro parque de edificios sumamente envejecido.

Si la vivienda o edificio no tiene aislamiento térmico porque son viviendas más antiguas, o bien porque ese aislamiento no es el suficiente o está mal instalado, al final nos encontraremos con los temidos puentes térmicos, y por tanto necesitamos romper esos puentes térmicos tanto para que el frío y calor no pasen al interior de la vivienda, como para que el ‘confort’ que generamos en el interior mediante sistemas de climatización no escape al exterior.

 

Pero, ¿qué supone que nuestras viviendas no estén correctamente aisladas?

A priori es una cuestión, como decíamos, a la que no solemos dar demasiada importancia, pero el no tener un correcto aislamiento implica dos cosas:

  • Por un lado, el calor (o el frío, en verano) que generamos mediante el sistema de climatización que tengamos en casa, y que pagamos actualmente a precio de oro, se escapa literalmente a través de la envolvente del edificio o vivienda, ya sean ventanas, fachada, cubiertas, suelos… Generamos una energía y confort que no llegamos a aprovechar debido al mal aislamiento.
  • Por otro lado, y no menos importante, todo el calor o frío del exterior logra penetrar mejor en el interior de nuestras casas, al no estar estas correctamente aisladas (y, como es lógico, necesitaremos mayor gasto energético para alcanzar una temperatura de confort).

 

 

¿Cómo sé si tengo pérdidas de calor o de frío en casa?

Muy fácil: si notamos que estamos poniendo la calefacción muy alta y aun así no alcanzamos una temperatura de confort, es porque hay pérdidas. Además, por ejemplo, en invierno si tenemos la casa cerrada, y la temperatura en el interior de la misma baja mucho, significa que la temperatura del exterior se está colando en nuestra vivienda.

Si queremos saberlo con mayor precisión, con una cámara termográfica se pueden ver las pérdidas reales.

¿Y cómo funciona?

Si tenemos encendida la calefacción y hacemos una foto por el exterior de la vivienda y vemos que la fachada, o el marco de la ventana, por ejemplo, está en gamas cálidas (rojo, naranja o amarillo), eso significa que esa parte está caliente y por tanto, que el calor del interior está ‘escapando’ al exterior.

Si al hacer la foto, la fachada sale azul o morado, vemos que no hay pérdidas y por tanto, no habría problemas en esas juntas. Ya no es tan costoso ni complicado como antes acceder a esta tecnología, incluso hay algunas apps de móvil que asignan a la parte del exterior vivienda que fotografíes unos colores que van de gamas frías a gamas cálidas, y que sirve para hacerse una idea.

 

¿Qué podemos hacer?

La respuesta está clara: es importante y urgente que se acondicionen las viviendas, ya sean de nueva construcción o antiguas (mediante rehabilitación), para que cumplan con las actuales exigencias del Código Técnico de la Edificación (CTE).

En función de la zona climática donde esté la vivienda será más recomendable un tipo de  aislamiento u otro, y es fundamental que ese aislamiento térmico sea continuo por toda la envolvente del edificio para evitar los temidos puentes térmicos, fisuras o filtraciones que es por donde se ‘cuela’ el frío o el calor y que se dan sobre todo en las juntas entre las ventanas, entre la fachada y el forjado, cubierta con fachada, etc.

Hay 3 maneras de aislar: la primera opción siempre sería aislar por el exterior (fachada), ya de esta forma nos aseguramos de que no hay puentes térmicos. Si no fuera viable, existen tanto el aislamiento por el interior de la vivienda, como por el interior de la cámara. Estos sistemas no son tan eficientes y se pueden generar puentes térmicos, pero ayudarán a mitigar las pérdidas y a generar espacios de mayor confort en la vivienda y menos gasto.

 

¿Estoy a tiempo de mejorar el aislamiento de mi casa para este invierno?

Aunque parezca que es tarde, no es cierto. Cuanto antes se empiece mejor y siempre será mejor hacer algo que nada. En cualquier caso, como soluciones rápidas podríamos nombrar los burletes, aislamiento de tuberías, ventanas con doble o triple cristal, sellar las rendijas…

Además, ahora hay una oportunidad única ya que los fondos europeos a la rehabilitación energética subvencionan este tipo de reformas, con ayudas que pueden alcanzar hasta los 18.000 euros en el caso de obras en edificios para subvencionar hasta el 80% de la obra de rehabilitación que se lleve a cabo.

Llanas y talochas

Las llanas de obra son una herramienta muy habitual en trabajos de albañilería y construcción, ya que se utilizan para un gran número de tareas en el sector como enlucir, alisar, enfoscado, aplicación de morteros y colas, etc.
Tanto si eres profesional de la construcción como un aficionado al bricolaje, una llana será una herramienta que sin duda deberás conocer y utilizarás en distintas tareas.

¿Qué es una llana?

Una llana es una herramienta formada por una superficie plana y lisa que está sujetada por un asa.
Existen muchos tipos de llanas con distintos materiales de fabricación y formas, el cual variará según el uso al que esté destinada.

Tipos de llanas para obra

A continuación vamos a hablar de los distintos tipos de llanas de albañil que existen, su diseño y fabricación y el uso por el cual están destinadas:

Llana lisa

 

 

 

 

 

 

 

 

Las llanas lisas son el tipo de llanas para enlucir por excelencia, ya que son llanas completamente lisas fabricadas habitualmente en acero, acero inoxidable o plástico.
Son llanas habitualmente rectangulares y planas, aunque puede haber algunos modelos más especiales que pueden tener formas ligeramente distintas para trabajos más especiales.

¿Para qué se utilizan las llanas lisas?

El uso de las llanas lisas es principalmente para trabajos de alisado, los más destacados de los cuales son:

  • Aplicar, distribuir y alisar el enfoscado y enlucido.
  • Sostener pequeñas cantidades de yeso o aguaplast cuando se aplica con espátula
  • Alisado de escayola y yeso blanco
  • Aplicación de morteros y microcementos

 

 

 

Llana dentada

 

 

 

 

 

 

 

 

Las llanas dentadas, también denominadas peines, son un tipo de llana que se caracteriza por tener 2 bordes dentados que se utilizan para alicatados y solados.
Los dientes de los bordes tienen distinta separación en función del trabajo a realizar; habitualmente de forma cuadrada (tipo castillo), aunque también existen modelos con dientes en forma triangular o redondeada.
Están fabricadas principalmente en acero o acero inoxidable con mango de plástico o de madera.

Uso de llanas dentadas

Estas llanas dentadas son utilizadas principalmente para la aplicación de cemento-cola o cualquier tipo de adhesivos generalmente usados para la colocación de azulejos y baldosas de cerámica.

Debemos tener en cuenta que como trabajaremos a 45º con el peine, el grosor de capa de adhesivo que dejaremos será aproximadamente un poco más de la mitad. Por ejemplo, con una llana de 10×10 no dejaremos 10mm de altura de adhesivo, sino aproximadamente unos 6mm. Y contando que eliminemos los canales del peinado, la capa final estaría en torno a los 3mm.

 

 

 

Llana de goma

 

 

 

 

 

 

 

 

Las llanas de goma son un tipo de que se caracterizan por tener goma o caucho en su base.
Esta base rectangular de goma o caucho las hace ideales para aplicar y extender la lechada.

¿Para qué se utilizan las llanas de goma?

  • Rejuntar baldosas y azulejos

 

 

 

Talocha

 

 

 

 

 

 

 

La talocha es una plataforma rectangular o terminada en punta fabricada habitualmente de madera o plástico.
Su uso habitual es extender el mortero sobre la superficie e igualar los planos.

 

¿Para qué se utilizan las talochas?

  • Extender el mortero
  • Función de bandeja para sostener el producto mientras lo aplicamos con una llana más pequeña o con una paleta

 

 

Talocha con esponja

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las talochas con esponja son un tipo de llana que incorporan una esponja en su base.
Estas talochas son muy utilizadas en trabajos de fratasado para realizar fratasados finos y también para trabajos de limpieza en procesos de alicatado.

Uso de las talochas con esponja

  • Fratasados finos
  • Limpieza de azulejos en proceso de rejuntado

 

 

 

 

Fratás

 

 

 

 

 

 

 

 

El fratás es una herramienta muy similar a la talocha pero más pequeña, que es la herramienta ideal para fratasar y para extender el mortero sobre superficies enfoscadas o estucadas y no encofradas tanto en paredes como suelos.
El fratás puede ser de madera o de plástico. Son de madera cuando están diseñados para alisar revoques gruesos, mientras que los de plástico son los utilizados para acabados lisos y sin textura.

¿Para qué se utiliza el fratás?

  • Fratasar (Tarea que se realiza con el mortero fresco que consiste en presionar la superficie con movimientos circulares del fratás y agua con el objetivo de lograr una mejor compactación)
  • Para extender el mortero sobre superficies enfoscadas o estucadas

 

Disponemos de todos estos modelos en nuestras tiendas. Pasa a por la tuya.

Confort y bienestar con Siber

En una vivienda hay que supervisar constantemente la ventilación para evitar la estanqueidad del aire. El confort y el bienestar de sus habitantes dependen de tener un aire fresco y renovado cada día.

En una vivienda hay que supervisar constantemente la ventilación para evitar la estanqueidad del aire, ya que una mala ventilación  de temperatura, pérdida de energía, corrientes de aire incontroladas, humedades e incluso sobrecalentamiento. El confort y el bienestar de sus habitantes dependen de tener un aire fresco y renovado cada día.

Una mala forma de ventilar también puede producir una falta de oxígeno que no suele ser severa, pero que provoca incomodidad y algunos  daños en la salud de los habitantes de la vivienda. Muchas veces el vapor que se ocasiona por el uso de los baños, la cocina, las estufas o las duchas. Todo ello puede contribuir a estos problemas.

 

Efectos físicos de la mala ventilación

  • La propia respiración de las personas de casa puede aumentar el vapor acumulado.
  • Posibles enfermedades físicas:
    • Estrés.
    • Afecciones respiratorias.
    • Hipoxia.
    • Anoxia.
    • El efecto monóxido de carbono.

 

Según recoge el Plan Nacional de Salud y Medioambiente 2022 – 2026, “una mala calidad del aire en interior (CAI) provoca numerosas enfermedades: respiratoriasinfecciosasalérgicasasma incluso cáncer. Son numerosos los factores químicos como físicos (ruido, iluminación, confort térmico, humedad) y biológicos (microbios, virus y alérgenos) que influyen en la salud de los ocupantes de los edificios”. El documento recoge asimismo que “además de la normativa que regula algunos de estos factores, los organismos que más se han centrado en el estudio de este factor son aquellos relacionados con la salud laboral ya que el centro de trabajo es uno de los lugares donde más tiempo suele pasar un individuo adulto, junto con la vivienda, con diferencias debido al género y edad”.

 

El binomio confort y ventilación es palpable en el sentido de que los sistemas de doble flujo de Siber son capaces de calcular exactamente cuán necesario es renovar el aire y en qué cantidades. De esta manera, sin que nos preocupemos, respiraremos siempre aire de óptima calidad.

No tendremos que abrir las ventanas para ventilar, ya que siempre tendremos un aire de calidad con las ventanas cerradas. En realidad, las ventanas no deberían de abrirse para dejar entrar el aire.

 

La unidad Siber DF EVO 2 es un grupo recuperador de doble flujo de alto rendimiento con una tecnología de ventilación a caudal constante, ventilador centrífugo a corriente continua y álabes inclinados hacia adelante, asegurando así el caudal constante, confort acústico, consumos eléctricos reducidos, fácil mantenimiento y una óptima calidad del aire.

Gracias a su diseño aerodinámico, consigue un mayor caudal necesitando una menor presión, siendo más eficiente energéticamente. 

 

Ventajas técnicas

  • Tecnología de ventilación a caudal constante 
  • Amplia variedad de filtros a medida
  • Mayor eficiencia energética hasta 95%
  • Funcionamiento silencioso
  • By-pass 100% automático
  • Control y gestión con conectividad inalámbrica
  • 99,9% reciclable
  • Certificado Passivhaus Institute

 

Descubre más en nuestras tiendas. Te esperamos.

El confort invisible

¡Invierte en calidad de vida en tu hogar!

Si buscas mejorar la calidad de vida en tu hogar, debes saber que las reformas que más te van a ayudar en este objetivo son aquellas que después no se ven: las que te aportan confort invisible.

 

Muchas veces, a la hora de plantear una reforma o mejora en casa, lo primero que se nos viene a la mente son reformas estéticas. Pero si queremos realmente un cambio a mejor en cuanto a confort y calidad de vida, debemos ir un paso más allá. Hay que apostar por aquellas mejoras con las que podamos ganar en bienestar.

En primer lugar, es fundamental el correcto aislamiento e impermeabilización del edificio.

En este capítulo, destacaríamos la importancia de velar por la estanqueidad al agua. No solo en las cubiertas y tejados, sino también en aparcamientos o sótanos.

También hay que tener en cuenta el ahorro energético y el confort térmico y acústico. Los recursos más conocidos para paliar el frío en invierno y aliviar el intenso calor en verano son la calefacción y el aire acondicionad. Pero el uso que hagamos de esta climatización depende en gran medida, una vez más, del aislamiento térmico, del estado y las características de los cerramientos de la vivienda. Cuanto mejor aislada esté una vivienda, menos energía tendremos que consumir.

Y qué decir del ruido: tráfico, vecinos, locales y terrazas…

En casa necesitamos tranquilidad.  Por suerte existe solución para todos estos ruidos (hay soluciones de aislamiento acústico que pueden reducir el ruido hasta en un 70%), y la mejora será muy cualitativa y mejorará enormemente tu calidad de vida, en aspectos como el descanso, la concentración a la hora de trabajar o estudiar y, por supuesto, tú también ganarás en intimidad: ¡si tú no oyes a tus vecinos, ellos tampoco te oirán a ti!

 

Detecta y soluciona las humedades por capilaridad

Manchas oscuras, desconchones, ambiente húmedo… Si has notado que en tu vivienda se dan estas condiciones es probable que te encuentres ante un problema de humedades por capilaridad. Te explicamos qué es exactamente y cuáles son las mejores soluciones para acabar con ellas.

La humedad por capilaridad es uno de los problemas más habituales en las plantas bajas y sótanos de las viviendas. Sobre todo en los edificios antiguos o si vivimos en una zona propensa a la lluvia.

¿Has notado que en tus paredes han aparecido manchas oscuras, desconchones y todo el ambiente se ha empapado de humedad? Seguramente te enfrentas a un problema de humedad por capilaridad. Pero no te preocupes. Te brindamos las mejores soluciones para que tus paredes vuelvan a estar impecables.

 

pared desconchada por humedad capilaridad

 

¿Qué es la humedad por capilaridad?

La capilaridad, propiamente dicha, es una propiedad de los líquidos para alcanzar diversas alturas (que varía en función de diversos factores) cuando se encuentran en el interior de tubos de reducido tamaño, lo que les permite subir o bajar, venciendo la fuerza de la gravedad. Esto significa que las aguas del subsuelo pueden ascender por el tubo capilar hasta llegar a las paredes de nuestro hogar. Este tipo de aguas llevan consigo sustancias salinas (minerales, sulfatos y cloruros) que al ascender se evaporan y cristalizan, permaneciendo en los muros.

Cuando la pared llega al límite de su saturación y ya no puede absorber más agua, empiezan a aparecer las manchas oscuras, los desconchones, se empapa el ambiente de humedad y puede llegar incluso a destruir las paredes porque suelen ser sales erosivas. Además de los problemas respiratorios que toda clase de humedad provoca.

Entre las posibles causas de la humedad por capilaridad se encuentran la mala cimentación, un incorrecto drenaje, impermeabilización de los muros y cimientos, contacto con el nivel freático (donde se encuentran las aguas subterráneas), saturación del agua de lluvia o roturas en las instalaciones subterráneas que se encargan de conducir el agua.

 

Soluciones a la humedad por capilaridad

Tenemos a nuestra disposición distintos métodos para solucionar la humedad por capilaridad:

 

1.Barreras físicas

Se emplean principalmente en muros de ladrillo efectuando un corte transversal en la zona inferior del muro (de unos 20 centímetros) con maquinaria especializada e introduciendo una lámina impermeable en la base, para que el agua no pueda seguir subiendo.

Este sistema es muy efectivo y es el más utilizado para prevenir el problema en los nuevos edificios. Sin embargo, en los ya construidos supone una obra de grandes dimensiones, por lo que no es la solución más adecuada.

 

2. Barreras químicas

En este caso, se ejecutan una serie de perforaciones con un taladro en la parte interior del muro (cada 10 o 12 centímetros) en dos hileras y se rocía con una solución química (repelente para el agua) diseñada para evitar la ascensión del agua. Es muy importante la manera en la que se lleva a cabo e inserta la dosificación correcta. Si no, podría no ser una solución eficiente contra la humedad por capilaridad.

 

3. Electroósmosis

Se trata de unos dispositivos electrónicos que producen emisiones eléctricas, a través de unos electrodos instalados en la pared, siendo capaces de invertir la polaridad (que el agua descienda en vez de ascender) para conseguir que la humedad por capilaridad desaparezca.

Es un procedimiento rápido y sencillo que no requiere de obra. Por ello se ha convertido en uno de los más demandados para solucionar la humedad por capilaridad.

 

4. Higroconvectores

Consiste en introducir en el muro unos tubos de plástico o cerámicos llamados higroconvectores que generan un flujo de aire por el que se libera el aire cargado con las humedades del muro.  Es un proceso laborioso pero muy útil para lograr eliminar la humedad por capilaridad.

Como ves, sólo tienes que escoger el método que más se adapte a tus necesidades y conseguirás olvidarte de la humedad por capilaridad para siempre.

Identifica los tipos de humedades

Existen varios tipos de humedades y todas son las eternas enemigas de los techos y paredes de nuestra casa. Siempre existe el riesgo de que la lluvia y la humedad ambiental puedan acabar por resquebrajar nuestras paredes, apagar los colores de las habitaciones y formar manchas oscuras. 

El verdadero problema de todos los tipos de humedades no es que causen un mal efecto estético. Su consecuencia más grave es la formación de hongos y microorganismos perjudiciales para la salud de nuestra familia, sobre todo si padecemos alergias. Por este motivo es fundamental conocer los diferentes tipos de humedades y actuar sobre ellas en cuanto detectemos los primeros brotes.

 

En Grupo Veralia podemos ayudarte a identificar qué humedad es la que está provocando la incomodidad en tu hogar y cuál es la mejor opción para poder librarte de ella.

 

 

Diferentes tipos de humedades

Humedad por Condensación

La humedad que se produce en las duchas, los baños, de la plancha o de la cocina, pueden llegar a aumentar mucho el índice de humedad en nuestra casa. Si la humedad se estanca y se concentra en nuestra vivienda, puede dar lugar al fenómeno de la condensación y a la aparición de hongos.

Causas de la condensación:

  • Ventilación insuficiente.
  • Aislamiento térmico insuficiente en los cerramientos.
  • Aislamiento térmico insuficiente de los vidrios o de los perfiles de las ventanas.
  • Defectos de construcción.
  • Calefacción colocada en el lugar incorrecto (no dispuesta debajo de la ventana).
  • Utilización de la calefacción intermitente de forma errónea.

 

Efectos de la condensación en la vivienda:

Aparición de moho, vaho en los cristales, dificultades para calentar la casa, malos olores…

 

 ¿Cómo solucionar la condensación?

  • Instalar ventanas con un buen aislamiento térmico: si nuestra ventana no es buena aislante, la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda puede provocar que el agua se condense en los cristales y aumente la humedad. Para evitarlo podemos instalar ventanas con vidrios bajos emisivos y carpinterías con un buen aislamiento.

 

  • Instalación de ventanas con perfiles de ventilación controlada: Algunos perfiles de ventana, los incluyen. Estos sistemas permiten el paso controlado de aire del exterior sin que la ventana pierda propiedades acústicas o térmicas. Gracias a una tapa desplazable, se puede calcular exactamente la velocidad de renovación del aire y adaptarse a cualquier necesidad.

 

  • Ventilar: lo mejor para evitar la condensación en el hogar es ventilar de 5 a 10 minutos al día. La ventilación por corriente cruzada es la mejor, porque en poco tiempo el aire se renueva por completo y las paredes y techos casi no se enfrían, lo que implica una leve pérdida energética.

 

  • Deshumificador: otra forma eficaz de reducir los problemas de condensación es instalar deshumificadores en los lugares más húmedos de la casa, como baños o cocinas. El objetivo es que el deshumificador mantenga la humedad ambiental por debajo del 50%.

 

cristal con vaho

 

 

Humedad por capilaridad

Las subidas capilares son tipos de humedades similares a la infiltración lateral, pero éstas se dejan ver en los pisos superiores como salones, dormitorios, cocinas, cuartos de estar o muros exteriores.

Causas de la infiltración lateral:

El agua sube del suelo a través de los materiales porosos (ladrillos y juntas). Esta agua atraviesa los cimientos, sube por los muros y provoca el desprendimiento del revestimiento a nivel de los zócalos y de los bajos. También pueden producirse por la ruptura de alguna cañería.

Efectos de las subidas capilares:

    • Desgaste acelerado de los materiales de construcción y de las juntas, lo cual puede ser un peligro para la resistencia estructural de la vivienda.
    • Peligros con la instalación eléctrica.
    • Daños en muebles, marcos de madera, puertas, ventanas, parquet, objetos almacenados, aparatos eléctricos (ordenador, equipo Hi-Fi), etc.
    • Graves problemas estéticos, haciendo caer cualquier revestimiento que se aplique.
    • Aumento de la factura de calefacción entre un 15% y un 30%.
    • Efectos de las subidas capilares en la salud: provoca desagradables sensaciones de incomodidad (escalofríos, ropa y sábanas húmedas…), que propician la aparición de gripes y resfriados.

 

¿Cómo solucionar las subidas capilares?

  • Paredes aislantes: Si nuestra casa ya está construida podemos recubrir las paredes interiores con una capa de revestimiento que haga de aislante entre la pared y la pintura, además de un antihongos.
  • Controlar las cañerías de la casa para detectar pérdidas: No vale la pena tapar una mancha de humedad si al cabo de un tiempo se vuelve a formar a causa de una nueva filtración de agua.
  • Controlar que los desagües no estén obstruidos: para evitar posible focos de goteras y filtraciones de agua.

 

 

Humedad por Infiltración lateral en estancias subterráneas

Las bodegas, sótanos y garajes situados debajo del nivel del suelo son muy proclives a sufrir varios tipos de humedades.

 

Causas de la infiltración lateral:

Si las paredes de una estancia están en contacto directo con la tierra, por estar por debajo del nivel del suelo, se puede producir un paso lateral de la humedad de la tierra a los muros, dañándolos seriamente.

 

Efectos de la infiltración lateral:

  • Desgaste acelerado de los materiales de construcción y de las juntas, lo cual puede ser un peligro para la resistencia estructural de su casa.
  • Peligros con la instalación eléctrica.
  • Daños en muebles, marcos de madera, puertas, ventanas, parquet, objetos almacenados, aparatos eléctricos, etc.
  • Graves problemas estéticos.
  • Aumento de la factura de calefacción entre un 15% y un 30%.

 

¿Cómo solucionar la infiltración lateral?

    • Prevenir en la construcción: Lo mejor para evitar la infiltración lateral es que en la construcción ya se hayan tenido en cuenta todos los posibles pasos de agua. Lo ideal es construir en sitios alejados del agua o con materiales aislantes.
    • Paredes aislantes: Si nuestra casa ya está construida podemos recubrir las paredes interiores con una capa de revestimiento que haga de aislante entre la pared y la pintura, además de un antihongos.
    • Drenaje: si la entrada de aguas es constante por la cercanía de un río o de aguas subterráneas hay que colocar sistemas de drenaje que reconduzcan el curso de las aguas.

Gastar menos agua está en tus manos

Cómo ahorrar agua del grifo

La primera medida para gastar menos agua es cerrar el grifo: no lo mantengas abierto mientras te laves los dientes, te enjabones o te afeites.

Además, no todos los grifos son iguales: algunos son más eficientes. Comprueba si el tuyo es un grifo eficiente dejándolo correr el grifo medio minuto y midiendo el agua recogida: si es más de 4 litros, el grifo es derrochador. La solución en ese caso pasa por sustituir la grifería por otra más moderna y eficiente.

Si cambiar de grifo no es una opción, la alternativa es recurrir a alguno de los dispositivos de ahorro de agua del grifo.

Dispositivos de ahorro

  • Limitadores de caudal. Reducen el caudal mediante estrangulamiento o incorporación de filtros, permitiendo ahorrar hasta un 50% de agua. Algunos modelos se colocan sin necesidad de desmontar el grifo y otros que tienen el mecanismo en un cartucho, que obliga a intervenir a un profesional. Algunas marcas tienen también mangos de ducha con el dispositivo ahorrador ya incorporado. En el caso de las duchas existen cabezales con reducción del área de difusión. 
  • Aireadores o perlizadores. Estos dispositivos mezclan aire con el agua, incluso si la presión es baja. Las gotas de agua salen en forma de perlas y dan la sensación de que el chorro es abundante. Esta medida suele ir acompañada de un aumento de la presión de salida y un aumento del tamaño de la gota (gota perlizada). Asegúrate de que la rosca coincide con la del grifo y, en el caso de la ducha, existen cabezales de mezcla con aire.
  • Interruptores de caudal. Ya sea mediante detector de presencia (solo se encienden si están las manos debajo) o mediante un temporizador, estos dispositivos cortan el agua automáticamente, evitando que se malgaste agua.
  • Limitadores de recorrido. Lo habitual en los grifos monomando es que se abra siempre del todo, permitiendo la salida del máximo caudal aun cuando no es necesario. Por eso algunos cuentan con estos dispositivos, que permiten gastar menos.

grifo de agua con gota saliendo

 

Cómo ahorrar agua al usar el inodoro

El inodoro también supone uno de los mayores gastos de agua en casa.

Los modelos más eficientes cuentan con cisterna de doble pulsador, que descarga 3 litros para aguas menores y 6 litros para aguas mayores. Lo ideal es contar con una de estas cisternas. Pero si tu inodoro es de los antiguos y cambiarlo no es una opción, hay otras formas de ahorrar agua en el uso de la cisterna.

  • Instalar un dispositivo ahorrador. En muchas cisternas antiguas, es posible cambiar el dispositivo interno (conocido como universal) manteniendo la carcasa cerámica, por un dispositivo ahorrador, con doble pulsador.
  • Colocar un limitador de descarga. Otra opción consiste en colocar un limitador de descarga en el tubo del rebosadero o sobre la válvula del descargador del inodoro: al tirar de la cisterna de forma normal se produce una descarga de unos 3 litros, y si se mantiene el tirador sujeto durante 3 o 4 segundos, se vacía por completo.

 

Foto del Sistema de cisterna wc

 

8 buenos hábitos para ahorrar agua

Hay muchas otras cosas que puedes hacer, pequeños gestos que conseguirán que ahorres agua:

  • Dúchate en vez de bañarte. Llenar la bañera precisa al menos 200 litros, mientras que una ducha de cinco minutos gasta la cuarta parte.
  • Nunca uses el inodoro como papelera. Y desde luego, no eches al WC desechos como las toallitas no degradables.
  • Apuesta por la eficiencia en tus electrodomésticos. Antes de elegir una lavadora lavavajillas, mira su etiqueta energética, verás que no solo se tiene en cuenta el consumo de electricidad,  sino también el consumo de agua. Y, por supuesto, haz un uso responsable, espera a que estén llenos para ponerlos.
  • Utiliza los electrodomésticos. Se gasta mucha menos agua cuando se utiliza un electrodoméstico que lavando a mano:
    • Lavar la vajilla a mano dos veces al día oscila entre los 120 litros si se hace a mano con el grifo abierto, o 60 litros  si se utiliza la pila llena de agua.
    • Poner el lavavajillas una vez al día consume 25 litros de agua.
  • Mantente alerta para evitar posibles fugas: un grifo que gotea, la cisterna que no se para… a la larga supone un gasto importante.
  • Reutiliza el agua en la medida de lo posible. Por ejemplo, puedes usar el agua del baño de tus hijos para fregar el suelo, o recoge el agua que cae mientras esperas a que se caliente y utilízala para fregar, regar las plantas…
  • Cocinar al vapor (o con microondas), no solo es más sano, sino que también gasta menos. 
  • Si tienes jardín, planta vegetación autóctona e instala un sistema de riego automatizado por goteo, es la manera de lograr un mayor ahorro de agua.

Y tú, ¿qué uso haces del agua?

¿Tienes dispositivos ahorradores en tu hogar? ¿Adoptas los hábitos básicos de consumo de agua para evitar el despilfarro?

Comprueba si haces un consumo eficiente de este bien tan preciado usando la herramienta para valorar tu huella ecológica.

 

 

Cómo limpiar y recuperar piscinas y exteriores cerámicos sin dañar los elementos constructivos

Estamos ya en pleno verano y, si no lo has hecho ya, es el momento perfecto para llevar a cabo en tu hogar pequeños proyectos en exteriores, tales como renovar o limpiar pavimentos y revestimientos de gres y cerámica en piscinas o terrazas algo descuidadas durante el invierno. Para acometer estas tareas de forma satisfactoria es recomendable apostar por profesionales que garanticen la calidad en el trabajo, en los materiales utilizados y en la limpieza final de obra.

Si queremos obtener una limpieza óptima en la piscina o en las superficies exteriores de nuestro hogar es importante elegir bien el producto o sistema adecuado. La solución que apliquemos debe limpiar y conseguir un acabado satisfactorio, pero también debe respetar los elementos constructivos (el material cerámico y su textura, juntas de colocación…) y no debilitarlos.

 

Cómo limpiar y renovar la piscina

Durante los meses de primavera es frecuente acometer trabajos en una piscina, ya sea para la mejora parcial o renovación total de cara a su disfrute en verano. Una vez acometidas estas labores, es fundamental para que nuestra piscina quede perfecta emplear un producto de limpieza eficaz y seguro para el usuario y para los diferentes materiales que la componen.

Si hemos llevado a cabo una reforma y queremos eliminar los residuos de colocación que han quedado, hay que evitar el uso de productos ácidos agresivos para la limpieza de los revestimientos cerámicos de nuestra piscina, ya que pueden llegar a cuartear y debilitar las juntas provocando, con el tiempo y la acción del agua, el desprendimiento de las baldosas o del mosaico.

La recomendación de Fila, empresa líder en limpieza, protección y mantenimiento de superficies, es la utilización de un detergente desincrustante profesional, preferiblemente biodegradable, con viscosidad ideal para actuar en vertical y con una acción ácida ‘tamponada’ estudiada para respetar todo tipo de revestimientos cerámicos así como sus juntas. Esta solución, por su polivalencia, nos va a permitir una limpieza eficaz según el grado de suciedad, aplicando el producto puro o ligeramente diluido en agua y dejándolo actuar unos minutos.

De esta manera, con un mismo producto podremos eliminar residuos de obra, pero también incrustaciones de cal, salitre, verdín y moho en los revestimientos de gres, cerámica o mosaico vítreo de nuestra piscina. Un limpiador profesional, denso y biodegradable va a respetar estos materiales y también los elementos decorativos de la piscina como cristales de focos, perfiles y escaleras.

Además, utilizar un detergente biodegradable con una acción ácida ‘tamponada’ nos va a permitir cuidar el medio ambiente y a nosotros mismos, ya que durante su aplicación no desprende gases tóxicos (muy peligrosos para el usuario).

Cómo eliminar la cal y limpiar exteriores de gres o cerámica

Las incrustaciones calcáreas constituyen un problema muy común a la hora de mantener limpios los pavimentos exteriores de una vivienda, sobre todo si el acabado de la superficie es áspero y rugoso. La cal, si no se elimina rápidamente, tiende a cristalizar sobre la superficie, sobre todo en presencia de elevadas temperaturas, creando una capa muy complicada de eliminar. Además, sobre esta capa de cal, la suciedad de los agentes atmosféricos adhiere mucho más rápidamente.

Para realizar una limpieza profunda y eficaz en estas superficies es aconsejable la aplicación de un detergente desincrustante biodegradable con acción ligeramente ácida, puro o ligeramente diluido en agua según el nivel y cantidad de cal incrustada. Tras dejarlo actuar unos minutos hay que frotar enérgicamente con un estropajo verde o un cepillo, finalmente retirar los residuos y aclarar con agua.

Cómo eliminar salitre y restos de cemento cola

Uno de los problemas más comunes en superficies exteriores son las típicas manchas de salitre y/o de cemento cola que salen de las juntas y que se quedan incrustadas en la superficie de los materiales de gres o cerámica. La presencia de adhesivos y aditivos en la composición de los cementos cola, dificulta la limpieza de estos residuos, sobre todo en acabados rugosos. Además, el salitre que sale por capilaridad de las juntas tiende a cristalizar y resulta muy difícil de eliminar.

La recomendación para estas situaciones es la utilización de un detergente desincrustante biodegradable con acción ligeramente ácida, puro o ligeramente diluido en agua según la cantidad de salitre o cemento cola incrustados. Tras dejarlo actuar unos minutos hay que frotar enérgicamente con un estropajo adecuado, retirar los residuos y aclarar con agua.

 

Descubre todas las soluciones que ponemos a tu alcance. Pásate a conocerlas.