admin

Tipos de cubiertas y cuál te conviene según tus necesidades

Tipos de cubiertas y cuál te conviene según tus necesidades

 

Existen varios tipos de cubiertas y su elección dependerá, no solo de la inversión que quieras realizar, sino también del tipo de estructura donde irá colocada, la pendiente del tejado y si quieres que pase por ella la luz o no.

  • Paneles sándwich: cubierta y aislamiento en uno

Los paneles sándwich se caracterizan frente a otro tipo de cubiertas en que incluyen aislamiento, lo que ahorra un paso en su montaje. Su capa exterior está fabricada con acero galvanizado, acero lacado, acero zincado y fibrocemento. Mientras, la placa intermedia es de poliuretano inyectado, aislante de alta capacidad. Finalmente cuentan con una plancha decorativa en la parte inferior.

Entre las principales ventajas de los paneles sándwich, además de su doble composición, destaca su variedad de acabados, con mayor o menor grosor, pero también en distintos colores o diseños. Desde tejas curvas rojas, negras o envejecidas hasta opciones con acabado plano.

tipos de cubiertas

Asimismo, ofrecen aislamiento térmico, acústico e impermeabilizante. Se trata de placas muy ligeras, lo que facilita su instalación. Todos los paneles sándwich deben tener una clasificación al fuego de Euroclase B, que implica una reacción mínima o muy baja ante las llamas. Al adquirir tu panel sándwich ten en cuenta la inclinación de la cubierta, ya que ciertos modelos están condicionados por un mínimo de inclinación para poder colocarse.

 

  • Tejas cerámicas

Son aquellas que le dieron el nombre al tejado, palabra que se utiliza comúnmente para sustituir el concepto genérico de cubierta.

Este tipo de recubrimiento es de gran calidad y muy resistente a la intemperie, característica que garantiza una larga duración. La ventaja que encontrarás es que existe una amplia variedad de modelos, tonos y formatos para adaptar el tejado al estilo que más te guste.

Por contra, se trata de un material más caro, tanto el propio producto como la mano de obra debido a que es mayor el tiempo que se tarda en instalarlo. Eso sí, si la instalación está bien hecha tendrás un producto de calidad en casa para toda la vida.

tipos de cubiertas

 

  • Cubiertas sintéticas o plásticas: ligeras y estéticas

Las cubiertas de PVC son resistentes, ligeras y ofrecen una óptima absorción acústica. Entre sus ventajas, su estética. Y es que las cubiertas sintéticas o de PVC imitan a la perfección las tejas, con un acabado muy logrado, algunas incluso con aspecto envejecido. Están fabricadas en plástico rígido, son menos flexibles que las placas asfálticas, pero pesan poco y son fáciles de colocar. Además, son resistentes a los rayos del sol, no se decoloran y ofrecen gran resistencia ante las temperaturas extremas. Son muy útiles en tejados inclinados.

Sirven para cubrir cobertizos, casetas y construcciones agrícolas con cubiertas o tejados con una inclinación mínima del 10%. Este tipo de cubiertas van apoyadas sobre una estructura portante hecha con rastreles metálicos o de madera con una separación de unos 60-80 cm. Las planchas se cortan fácilmente –con una sierra eléctrica, por ejemplo– y son muy livianas, lo que facilita la instalación.

 

  • Cubiertas y tejas asfálticas, una opción ligera que imita a las tejas

Las cubiertas y tejas asfálticas son placas opacas fabricadas a partir de material asfáltico. Se trata de cubiertas reforzadas con fibra de vidrio que ofrecen un acabado granulado. Las placas asfálticas onduladas son impermeabilizantes, favorecen la ventilación de la cubierta, evitan condensaciones y no se agrietan. Una de sus grandes ventajas es que ofrecen un aspecto muy atractivo, similar a la teja. Por otro lado, está la tégola asfáltica, que son planas, más manejables y muy sencillas de colocar.

 

  • Cubiertas de policarbonato, perfectas para dejar pasar la luz

Este tipo de planchas están hechas de policarbonato, un material traslúcido o transparente, muy resistente a los impactos y muy ligero. Pero si hay una característica que lo hace uno de los materiales más buscados para tejados de porches, pérgolas o invernaderos es que resisten muy bien el paso del tiempo y tienen una gran transmisión luminosa, lo que significa que aprovechan la luz natural, reduciendo el gasto de energía y luz eléctrica. 

 

Gracias a su acabado transparente es muy utilizado en pérgolas y porches, pero también sirve para proteger y aislar invernaderos, piscinas y acristalamientos de todo tipo. Incluso es empleada en cubiertas o tejados de naves industriales, locales comerciales, instalaciones deportivas y construcciones residenciales o construcciones agrícolas, dependiendo del modelo. También se emplea para estructuras en vertical.

 

  • Cubiertas fibrocemento, seguras y duraderas

Las cubiertas de fibrocemento están fabricadas con cemento o aglomerado de silicato de calcio, reforzado con fibras orgánicas, minerales y fibras inorgánicas sintéticas. Son inoxidables, impermeables y transpirables. Destacan por su durabilidad y resistencia, así como seguras, ya que carecen de amianto. Se fijan directamente en hormigón, madera o metal. Están disponibles en varios colores, como naranja, verde, gris o rojo.

Estas cubiertas destacan también por ser impermeables y tener propiedades anti combustibles. Asimismo, son resistentes a los agentes químicos y a los cambios bruscos de temperatura. Aunque su instalación es sencilla, pesan más que otras cubiertas.

 

  • Cubiertas metálicas, resistentes y económicas

Las planchas metálicas pueden ser de forma trapezoidal, mini honda y con forma de teja. Su uso es más habitual en techos de garajes o naves. Son resistentes y económicas y su instalación es muy sencilla. Hay una amplia gama de colores y modelos, desde las más clásicas que cuentan con ondulaciones, más grandes o pequeñas, así como cubiertas con nervaduras rectas y con forma de teja. Son resistentes y estancas. Para su instalación es necesario una estructura portante de rastreles bien de madera o bien metálica.

Son ideales para cubrir los tejados de casetas de jardín, cobertizos o edificios agrícolas. Se pueden colocar tanto en cubiertas inclinadas, con una inclinación mínima del 10%, como en fachadas.

 

En GrupoVeralia, entendemos la importancia de elegir la cubierta adecuada para tus necesidades, y estamos aquí para ayudarte en cada proceso del camino. Como proveedores de servicios líder en el sector, ofrecemos una amplia gama de soluciones de cubiertas que se adaptan a tus requisitos específicos. Ya sea que busques paneles sándwich eficientes en aislamiento, tejas cerámicas elegantes, cubiertas sintéticas ligeras o cualquier otra opción, nuestro equipo de expertos está listo para brindarte asesoramiento y productos de alta calidad. Haz que tu proyecto de cubierta sea un éxito con GrupoVeralia y disfruta de una inversión duradera que protegerá tu hogar o negocio durante años. Contáctanos hoy y descubre cómo podemos ayudarte a lograr la solución perfecta para tu cubierta.

Hacia casas mejor aisladas: así deben ser todos los edificios de nueva construcción

La necesidad de mejorar la eficiencia energética de nuestros edificios es cada vez más un debate abierto, una de esas cuestiones sobre las que se está generando una gran conciencia social, saliendo de los círculos exclusivamente de arquitectos, constructores o expertos en reforma.

Los edificios en España son de los menos eficientes y más contaminantes de Europa, y eso no solo lo nota el medioambiente, si no también nuestros bolsillos, con unas facturas de luz y/o gas cada vez más abultadas.

Para lograr viviendas más eficientes, aunque lo primero que se nos viene a la mente son normalmente los sistemas de climatización, hay sin duda un aspecto clave que cobra cada vez más importancia; el aislamiento térmico.

Cambios en la normativa

Aunque las siglas CTE suenen a chino a la mayoría de los usuarios de a pie, el Código Técnico de la Edificación es el documento que regula y recoge las normas que deben cumplir todas las edificaciones que se construyan en España. La última modificación, hecha en 2019, ya está plenamente en vigor, y como decíamos incluye novedades relacionadas con la mejora de la eficiencia energética de los edificios, y en concreto con los niveles de aislamiento térmico de un edificio. y su rendimiento en términos de consumo de energía.

Desde la entrada en vigor del nuevo CTE, las nuevas viviendas construidas tienen la obligación de lograr un mejor coeficiente de transmitancia térmica en la envolvente térmica que antes.

 

¿Qué quiere decir esto?

Que los materiales de aislamiento utilizados en la construcción de su cubierta y paredes tendrán que ser más aislantes, así como el de sus suelos y paredes interiores.

Esto, a su vez, tiene una consecuencia directa sobre los sistemas de climatización (calor y frío): el edificio por sí mismo retiene mejor en su interior el calor en invierno, y el fresco en verano, al estar mejor aislado, y esto implica que será necesario encender menos tiempo la calefacción, además de optar por instalar sistemas que no sean tan potentes en cuanto a consumo. Además, el hecho de que pueda llevar a menos horas de calefacción también hace que se reduzcan las emisiones a la atmósfera.

En definitiva, se gastará menos energía en enfriar o calentar el ambiente en los edificios construidos o reformados según el nuevo CTE.

Objetivo: mejorar la eficiencia energética

Pero, además, el Código Técnico de la Edificación también recoge que las nuevas construcciones deberán reducir las filtraciones de aire para evitar pérdidas de temperatura.

Asimismo, establece que los cerramientos del edificio en ventanas y persianas, así como en puertas, deben tener un nivel de aislamiento térmico mayor. Además, los cerramientos acristalados de los edificios nuevos o reformados con este nuevo CTE en vigor deben tener en cuenta que deben procurar un mayor nivel de aislamiento y dotar de mayor estanqueidad a las construcciones.

Es decir, todo enfocado a mejorar el nivel de aislamiento de la vivienda.

Además, la energía que se utilice en las nuevas construcciones debe provenir en mayor medida de fuentes renovables, según el nuevo CTE.

Así, en comparación con otras construcciones que se regían por otros códigos de edificación antiguos, los edificios que se construyan desde ahora pueden generar un ahorro de energía superior al 50%. En el caso de las viviendas denominadas casas pasivas, caracterizadas por un consumo de energía prácticamente nulo, el ahorro puede llegar hasta el 90%.

Todas estas mejores son, como hemos dicho, obligatorias para edificios y viviendas de nueva construcción, pero muchas de estas mejoras son aplicables también a obras de rehabilitación de viviendas ya construidas.

 

La calefacción y su correcto uso

Con la llegada del frío y las bajas temperaturas son muchas las dudas que surgen acerca de la calefacción: cómo ponerla, qué tipo usar y, sobre todo, qué hacer para ahorrar.

Los expertos recomiendan ponerla en marcha solo cuando se vaya a hacer uso de esta. Atrás queda el falso mito de tenerla encendida durante todo el día pensando que así se consume menos energía. En cuanto a los horarios cabe destacar que depende de si tenemos una calefacción individual o centralizada.

 

CUÁNDO ENCENDER LA CALEFACCIÓN 

Tal como hemos explicado anteriormente hay que tener en cuenta qué tipo de instalación tenemos. Si es centralizada, la misma caldera aporta servicio a todo un bloque, pero gracias a la normativa nueva normativa de calefacción central que entró en vigor este año 2022, ya se puede regular de forma individual el consumo de cada vivienda. Las viviendas tienen como fecha límite el 1 de mayo de 2023 para instalar sistemas de medición individual. Disponemos de válvulas termostáticas para que puedas regular tu uso.

 

Si la instalación es individual, sí se puede decidir el horario y la temperatura adecuada. Mientras que, si la calefacción es eléctrica, debes saber que la tarifa nocturna es mucho más reducida. Incluso se recomienda regular la válvula termostática en cada habitación. En el caso de que la instalación fuera por gas, no hay diferenciación de horarios.

 

A QUÉ TEMPERATURA PONER LA CALEFACCIÓN

Llega el frío y surgen muchas dudas sobre cómo encender la calefacción y qué hacer para ahorrar. Los expertos en energía señalan que la temperatura óptima está entre los 21 °C y 23 °C, a pesar de que cada persona tiene una temperatura corporal diferente.

Aunque, en horario nocturno se recomienda el encendido entre los 15 °C y los 17 °C para dormir confortablemente. Si no se regula correctamente podría causar sequedad en el ambiente y generar dolor de cabeza.

CUÁNTAS HORAS PONER LA CALEFACCIÓN

Otro interrogante que se nos plantea es cuántas horas poner la calefacción a lo largo del día. Sin duda alguna, adaptar nuestros horarios es fundamental si queremos que las facturas no se disparen. Por ese motivo, lo mejor es programarla una hora antes de llegar a casa o al trabajo. ¿Te imaginas trabajar en un ambiente frío y gélido? 

 

Según un estudio, en nuestro país se enciende la calefacción una media de cuatro horas diarias. Esto supone una inversión de cinco euros al día. Las comunidades de Castilla-La Mancha y Madrid son las que tienen mayor consumo diario (aproximadamente 4,20 horas).

Está claro que no todas las personas tienen las mismas necesidades. No obstante, te ofrecemos estos consejos para hacer un uso eficiente en función del número de horas que necesites tener encendida tu instalación.

 

  • Regular la calefacción a 21 °C.
  • Evitar encender la calefacción en horario nocturno si no se necesita.
  • Utilizar las válvulas termostáticas para ahorrar entre un 8 % y 13 % de energía.
  • No dejar la calefacción encendida al máximo rendimiento si no se va a utilizar.
  • Disponer de un buen aislamiento térmico.

 

En definitiva, los técnicos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) recomiendan ajustar el encendido de la calefacción al horario de una ocupación y apagarla por la noche. En el caso de dejarla en marcha durante la noche, el termostato debe estar entre los 15 °C y 17 °C.

 

Impermeabilizar platos de ducha

Cuáles son los diferentes sistemas para impermeabilizar un plato de ducha

Existen muchos tipos de productos y sistemas diseñados para impermeabilizar platos de ducha de obra de manera eficiente. Toda esta gama de soluciones ha sido concebida para minimizar la posibilidad de que se produzca una fuga de agua a través del suelo, penetrando a través de las juntas o las esquinas y produciendo problemas ocasionados por la humedad. A continuación, te presentamos las cuatro soluciones más innovadoras.

Kit impermeabilización para plato de ducha

En los últimos años han proliferado con mucho éxito los conjuntos para impermeabilizar platos de ducha de obra. En sus inicios fueron los kits de EPDM, años después los de PVC y, en la actualidad, los formados por láminas EVAC. Estos conjuntos están formados por un desagüe y una lámina impermeabilizante de gran tamaño, para realizar la impermeabilización en una sola pieza: sin juntas, sin posibilidad de error.

 

La principal ventaja de este producto es que la unión de la tela con el desagüe, el punto más vulnerable en un plato de ducha de obra está sellado herméticamente desde fábrica, impidiendo la filtración de agua por la ausencia de juntas.

 

Otra gran ventaja de estos kits es que están disponibles en muchos acabados, configuraciones y colores. Son extremadamente personalizables. Puedes encontrar desagües en color blanco, negro o dorado, entre muchos otros colores de tendencia. También puedes encontrar rejillas y canales que quedan perfectamente integradas en la ducha. Incorporan la misma cerámica del suelo de tu baño y logrando un efecto de uniformidad muy apreciado por interioristas y decoradores.

 

Lámina impermeabilizante para plato de ducha

Una de las opciones para impermeabilizar un plato de ducha de obra es utilizar láminas impermeables, ya que se pueden adaptar a cualquier medida y forma de plato de ducha. Estas láminas están disponibles en diferentes materiales: EPDM, PVC o EVAC. Existe también un novedoso material imputrescible realizado con polímeros calcificados y una excelente elección.

Estas láminas son extremadamente flexibles, lo que las hace ideales para cubrir platos de ducha con formas irregulares o asimétricas. Además, no se fisuran con el tiempo y son fáciles de colocar, ya que se pueden revestir directamente con cerámica. Sin embargo, es importante tener en cuenta que si decides comprar una lámina impermeabilizante no tendrá desagüe incorporado, y la unión de la lámina con el desagüe podrá presentar algunos desafíos durante la instalación.

 

Membranas de cemento

Las membranas cementosas son otra opción a tener en cuenta. Son muy deformables, resistentes al impacto y cuentan con una gran capacidad de adhesión sobre cualquier tipo de soporte. Además, pueden ser revestidas directamente con baldosas, ¡y en algunos casos en tan solo dos horas! Este tipo de impermeabilizantes son muy sencillos de aplicar y se adaptan muy bien a las singularidades de cada plato. Todo gracias a que su presentación es semifluida y su aplicación es mediante rodillo.

 

Como inconveniente cabe destacar que la unión con el desagüe no viene realizada desde fábrica, por lo que será el instalador el encargado de hacer uniones herméticas. ¿Los beneficios? Se trata de materiales imputrescibles y al ser de textura fluida podrás impermeabilizar las medias cañas, las paredes y el suelo del plato en una sola pieza.

 

Pinturas impermeabilizantes

Como hemos hablado en alguna ocasión, actualmente existen muchos tipos de pinturas impermeabilizantes y no todas ellas cumplen con las condiciones necesarias para ser embaldosadas. Es el caso de las pinturas acrílicas, también conocidas como pinturas de caucho. Las pinturas de caucho se degradan rápidamente si no transpiran, se descomponen y su capacidad de aislamiento se ve limitada.

 

¿Quiere decir esto que las pinturas no son adecuadas para impermeabilizar un plato de ducha? No, existen pinturas que ofrecen muy buen resultado, son aptas para ir cubiertas con baldosas y tienen una durabilidad muy elevada. Son las pinturas de poliuretano que cumplen con la normativa EN 14891:2012.

 

 

Cuál es el mejor sistema para impermeabilizar tu ducha

Aunque todas las soluciones que hemos citado anteriormente ofrecen buen resultado para impermeabilizar una ducha de obra, los conjuntos formados por lámina EVAC y desagüe de ducha brindan la mayor garantía de resultado. Por un lado, ofrecen una vida útil muy elevada -son imputrescibles. Por otro, la lámina impermeable está unida y sellada al desagüe desde fábrica. Esto reduce la posibilidad de fallo humano durante la impermeabilización del plato. Además, estos kits cuentan con piezas accesorias para rematar esquinas y otros puntos singulares.

 

Descúbrelos en nuestras tiendas del grupo.